Entradas

EFT son las siglas en ingles de Técnicas de Liberación Emocional. También es conocido como tapping o acupuntura emocional sin agujas.

Es una técnica muy sencilla y a la vez súper efectiva para liberar emociones. Todas esas emociones que poco a poco nos van sacudiendo en el día a día.

¿Qué hacemos en EFT?

En EFT mediante pequeños golpecitos estimulamos los meridianos energéticos que recorren todo nuestro cuerpo. Como las emociones son energía bloqueada de todos aquellos disgustos y todos los impactos emocionales que hemos ido recibiendo a lo largo de toda nuestra vida, hay energía bloqueada a lo largo de todo nuestro cuerpo.

Si has oído hablar de medicina china o de acupuntura sabrás o habrás oído, que nuestro cuerpo esta recorrido por canales energéticos que se llaman meridianos. Si alguno de esos meridianos está bloqueado por alguna de las emociones de las vivencias que hemos experimentado, la energía no fluye ni circula de forma correcta y no nos sentimos bien.

Cualquier persona puede practicar EFT, no es incompatible con nada. Sin embargo puede tener muchos beneficios en todos los aspectos de tu vida. Incluso podrás aprender conmigo técnicas para poder utilizar mientras estás en una reunión de trabajo.

Mediante EFT podemos liberar esa energía bloqueada o acumulada, mediante pequeños toques en determinados puntos que corresponden a esos meridianos energéticos.

Puedes aprender EFT haciendo terapia conmigo o bien asistiendo a alguno de mis cursos. También puedes hacer el curso online de “EFT para principiantes” a tu propio ritmo, inscríbete siguiendo el siguiente enlace: http://bit.ly/AmaliaMartinez-EFTU

EFT es una técnica súper útil, súper efectiva y además muy fácil de aplicar.

Accede a las formaciones que imparto desde la página de formación.

Suscríbete al boletín para estar al día de todas las novedades que publico.

¡Gracias!

Un fuerte abrazo,

Amalia

La relación con nuestra niña interior es la relación más importante en toda nuestra vida, más importante que cualquier otra relación. Haz esta meditación cada día hasta que tu niña interior esté feliz y sonría. Y luego hazla para que siga contenta, sana y feliz. Juega con ella, diviértete, explícale las cosas que creas que debe saber y sobre todo cuídala y protégela. Visítala con frecuencia y dile que la amas.

En Ho’oponopono la niña interior es nuestro propio inconsciente. Es el que va almacenando todas las experiencias que vivimos como si de un potente ordenador se tratase. Y las guarda en forma de emociones, que es su lenguaje. Si sanamos la relación con él, nos sanaremos a nosotras mismas. Todas las áreas de nuestra vida se verán beneficiadas y encontraremos el bienestar y la felicidad que buscamos.

Y por último, suscríbete al boletín, a pie de página, para estar al día de todas las novedades que publico.

Un fuerte abrazo,

Amalia