Entradas

Si estás leyendo este artículo es porque estás buscando soluciones para los ataques de ansiedad.

La ansiedad, como yo lo llamo, es exceso de futuro. Es el miedo a que suceda alguna cosa que puede suceder… ¡¡o no!!. Y ese miedo puede ser a cualquier cosa que te puedas imaginar: a enfermarnos, a que suceda un accidente, a que aquella persona nos diga esto o aquello o a que nos despidan. Pueden ser infinidad de miedos.

Hoy vamos a hacer una meditación para los ataques de ansiedad, para esos momentos en los que puedes tener dificultades por ejemplo, para respirar.

Los ataques de pánico suelen ser más fuertes que los ataques de ansiedad (aunque tienen el mismo origen) y suelen tener unas características un poquito diferentes de los de ansiedad. Aunque hoy trataremos los de ansiedad.

Los ataques de ansiedad se suelen identificar porque nos cuesta mucho respirar. En un momento determinado, no sabemos porque, tenemos la impresión de que no nos llega el aire, aunque fisiológicamente sí que nos llega. Eso suele suceder porque en esos momentos tenemos un estado de miedo tal que como no podemos huir, que es lo que haríamos como animales (fisiológicamente hablando). En ese momento querríamos huir porque nos sentimos en peligro, nos parece que verdaderamente nos va a pasar algo, que nos va a comer el león que tenemos delante rugiendo. Entra en funcionamiento nuestro cerebro reptiliano, aquel que nos mantenía a salvo cuando vivíamos en cavernas e íbamos a cazar. Sentimos que nuestra vida está en peligro, que vamos a morir.

Una técnica que funciona super bien para cuando tienes un ataque de ansiedad es EFT (Técnicas de Liberación Emocional), puedes leer el artículo aquí.

Como supongo que te encontrarás en ese momento, vamos a hacer ya la meditación, así que

¡¡Dale al Play!!

Espero y deseo que esta meditación te sea muy útil.

¡Muchas gracias!!

Un abrazo,

Amalia

Quizás hayas oído hablar de las ondas cerebrales en algún momento, o has visto algún video. En este artículo te explico qué son las ondas cerebrales y para que nos sirve la información que nos muestran.

Nuestro sistema nervioso está formado por neuronas, que se comunican mediante impulsos eléctricos. Si colocamos pequeños electrodos en la cabeza, se pueden medir estos impulsos eléctricos realizando un electroencefalograma y pueden verse representados en una gráfica.

La gráfica de un electroencefalograma nos muestra el estado en que estamos en el momento de realizarla. Dependiendo de si estamos en sueño profundo o estado de estrés (dos estados extremos) podemos ver ondas más uniformes y de gran longitud u ondas muy poco uniformes de poca longitud.

partes de una onda-amalia martinez
Representación de una onda

Las ondas cerebrales se dividen en varios tipos:

  • Ondas Beta: representan estados de alerta. Alerta referida a nuestra actividad normal de atención en el trabajo o alguna otra tarea que estemos realizando. Estas ondas también se pueden dividir en diferentes tipos. Si estamos en estados de ansiedad serán ondas más irregulares (tendrán menor longitud de onda).
  • Ondas Alpha: estamos en estados de tranquilidad y relajación, son ondas más regulares, puedes ver en la gráfica que la longitud de onda se hace más grande.
  • Ondas Theta: representan estados de meditación profunda, de gran calma y relajación. Ondas Delta: representan estados de sueño profundo.
  • Ondas Delta: representan estados de sueño profundo.
tipos de ondas cerebrales amalia martinez

¿Para qué te sirve la información de estás ondas?

Esta información te muestra gráficamente las alteraciones que sufre nuestro cerebro dependiendo del estado anímico en el que te encuentras en cada momento. Ya sabes, mente, cuerpo y emociones forman un solo sistema, y cada parte influye a las otras.

Una vez sabido esto, cuando te das cuenta de que te alteras por cualquier razón puedes volver a tu estado de calma, de normalidad, influyendo desde el exterior (quizás podríamos decir “artificialmente”) en tu cerebro para reconducir tu estado, que tu cerebro se tranquilice y por tanto se tranquilicen tus emociones y tu cuerpo.

Mediante los sonidos binaurales puedes hacer que ambos hemisferios de tu cerebro de comuniquen y “trabajen” juntos, de forma más eficiente, y así puedes ir pasando de ondas Beta a ondas Theta o Delta, por ejemplo, para poder descansar y recuperarte de una crisis emocional (ansiedad, pánico…), de un disgusto, de una mala noticia, de un shock.

¿Qué son los sonidos binaurales?

Son sonidos de una determinada frecuencia, generalmente generados por un programa informático. Al ser sonidos más bien estridentes y desagradables de escuchar, se suelen poner de fondo en determinado tipo de música a volumen muy bajo para que no los oigamos conscientemente.

Los sonidos binaurales se tienen que escuchar con auriculares, ya que por uno de nuestros oídos entra una determinada frecuencia y por el otro oído una frecuencia diferente; de forma que el cerebro resta ambas frecuencias y se queda con una tercera que es la que le sirve para trabajar, para relajarse y por tanto para generar unas ondas más tranquilas (de mayor longitud de onda).

Deseo que te haya sido útil esta explicación.

Un abrazo!

Amalia